Y por favor, miénteme – Fernando Araújo Vélez


preprensa caratula y por favor mienteme (L175 GTO 1)

Título: Y por favor miénteme– Autor: Fernando Araújo Vélez – Sílaba

Este texto fue publicado en la revista Letras del Ecuador, Número 207 editada por el periodista Óscar Molina:

“Los poderosos eran poderosos y punto”, dice el narrador en Y por favor, miénteme (Sílaba, 2016) del periodista colombiano Fernando Araujo Vélez. La familia Vila tiene dinero, pero sobre todo poder. Han tomado las decisiones más importantes de la región y del país, desde los inicios del siglo XX. Muchos puestos de trabajo dependen de ellos, y hasta han movido influencias para nombrar presidentes de la República. Estamos en Cartagena de Indias, ciudad del Caribe llena de tradición y contrastes a la vuelta de la esquina. La historia de los Vila, está marcada por el suicidio y las mentiras. Esas que vienen en todo tipo de formatos, las peligrosas que cambian el destino de un país, las piadosas que dejan morir en paz, las propias que sirven para seguir viviendo.

Dionisio Vila, el protagonista, viaja a Estados Unidos a estudiar; él es el hombre de la casa, el heredero, y por lo tanto tiene la responsabilidad de continuar con los negocios, con el emporio familiar. Pero lo que Dionisio quiere realmente es que su prima hermana, Helena, no se case, que sepa de alguna forma que él está enamorado de ella, que lo espere, que él va a hablar con todos, les va a confesar sus sentimientos. Dionisio aprende pronto que sobre el amor y el poder no se discute, por lo menos no con los Vila. El amor es algo que llega con el tiempo y “solo en igualdad de condiciones puede formarse una familia y las condiciones, mijo, son los apellidos, la clase, la educación y los ancestros”, le dijo su madre alguna vez. El poder viene en la sangre y se retiene a cualquier precio. En realidad, casi nada se discute entre ellos, el destino parece escrito.
Sigue leyendo

La habitación – Jonas Karlsson


Título: La habitación- Autor: Jonas Karlsson – Salamandra

Título: La habitación– Autor: Jonas Karlsson – Salamandra

Los que han tenido la fortuna, o no, de trabajar en una compañía con cientos de empleados, departamentos de área, jerarquías, y burocracia, siempre querrán esconderse en un lugar secreto como el del protagonista de La habitación (Salamandra, 2016), de Jonas Karlsson. Hablo de una de esas oficinas con todas las de la ley, con pasillos largos y escritorios seguidos como colmenas; algo así como la que aparece al principio en El apartamento (1960) de Billy Wilder. De hecho, un trabajador “normal” debería tenerla mentalmente para conservar la cordura. Es allí a donde se va a resolver temas personales pendientes después de decir sí a casi todo durante las reuniones, en donde no hay jefes que se pasen de la raya con comentarios, ni horas trabajadas solo por el dinero.

El protagonista de La habitación, Björn, está seguro de su eficiencia y no quiere que nada ni nadie perturbe su ascenso “hasta lo más alto”. En cuestión de días es capaz de probar que está por encima de cualquiera. Björn, que bien podría llamarse Benjamín, Martín, o Lautaro, existe en todas las oficinas del mundo, es alguien por el que uno puede llegar a sentir fastidio, admiración y preocupación todo en el mismo día…seguir leyendo en Continuidad de los Libros

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 26 de febrero de 2017

La Esposa joven – Alessandro Baricco


Título: La Esposa joven - Autor: Alessandro Baricco – Anagrama

Título: La Esposa joven – Autor: Alessandro Baricco – Anagrama

Italia.

El narrador sabe todos los detalles de sus personajes, pero elige unos pocos. Entonces escoge una familia en donde las relaciones que los unen parecerían ser las tradicionales; hay un Hijo, una Madre, un Padre, un Tío, una Hija, y Modesto, el mayordomo, quien podría ser el único integrante normal de la casa. El Padre quiere mantener el orden del mundo a pesar de la “inexactitud de su corazón”, y el orden dicta que el Hijo debe casarse, ya es hora. Ha llegado la Esposa joven, viene de Argentina y está dispuesta a esperar y aprender todo lo necesario para ser parte de la Familia, pero el Hijo está de viaje y su único rastro es la mudanza por partes que envía desde Londres hasta Italia. Es La Esposa joven (Anagrama, 2016) la novela más reciente de Alessandro Baricco.

A este narrador uno lo conoce, lo ha leído otras veces, se ha dejado enredar voluntariamente en sus ficciones en City, en Tierras de cristal, en Mr. Gwyn, en Océano Mar, en Novecento; es Baricco (Turín, 1958) rompiendo las reglas cómo lo sigue haciendo con cada libro que publica. Al abrir una de sus novelas se sabe que no se leerá una historia convencional, que puede pasar cualquier cosa. Quién toma la voz, quién narra o quién es el que dice qué, no importa, estamos en ese mundo extraño, de ideas que quizás no se le hayan cruzado a uno por la cabeza, pero lógico donde suceden sus libros…seguir leyendo en El Cisne: libros y espacios en El Espectador

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 18 de febrero de 2017

Cada día es del ladrón – Teju Cole


Título: Cada día es del ladrón - Autor: Teju Cole – Acantilado

Título: Cada día es del ladrón – Autor: Teju Cole – Acantilado

Lagos, Nigeria

“Los detalles tan cautivadores que encuentro en Gabriel García Márquez están aquí, esperando a su ángel consignador”, dice el protagonista de Cada día es del ladrón, la primera novela de Teju Cole, pero la segunda por la que es reconocido. El “aquí” es la ciudad de Lagos, en Nigeria, y el ángel es un médico que después de quince años decide pasar unas vacaciones en el país en donde nació. Cole no pretende esconder nada de la ciudad, ni la oscuridad ni la luz que tanto busca.

Teju Cole, escritor, fotógrafo e historiador de arte, nació en Estados Unidos (Kalamazoo, Michigan, 1975). Sus padres son nigerianos y él pasó sus primeros 17 años en ese país. A finales de 2005 viajó a Nigeria y tomó notas sobre su viaje, después decidió hacer un experimento: un mes entero y continuo de escritura sobre la ciudad, un ejercicio de ficción que al cumplirse el día 30 decidió quitar de internet. Las notas hechas para un blog se convertirían en su primer libro: Cada día es del ladrón (2007), que contiene fotografías suyas tomadas durante …seguir leyendo en El Espectador

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 28 de enero de 2017

Patria – Fernando Aramburu


Título: Patria - Autor: Fernando Aramburu – Tusquets

Título: Patria – Autor: Fernando Aramburu – Tusquets

País Vasco (Euskadi)

Bittori había perdido la fe una vez vio a su esposo dentro del ataúd, hacía no mucho también había dejado de creer en la amistad. Al Txato no lo enterraron en el pueblo porque le habrían marcado la lápida con insultos, tampoco pudieron identificarlo como víctima de Eta para evitar más represalias contra la familia. Debían irse del lugar en donde habían vivido toda la vida. Ser víctima era ser culpable. ¿De qué? Haberse retrasado en el pago del impuesto revolucionario, ser dueño de una empresa, haber progresado, todo esto era un motivo. Todo junto era el Txato. “Más que enterrarlo, lo estamos escondiendo”, le dijo Bittori a su hijo, Xabier, el día del funeral.

Patria, del español Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959), es una novela larga —casi 650 páginas— pero muy fácil de leer. De capítulos cortos, que van y vienen en el tiempo, cada uno con nombre, como si fuera un cuento, una escena. Todos se van juntando hasta contar la historia de dos familias muy amigas; en una de ellas está la víctima, el Txato, y en la otra el victimario: Joxe Mari. El joven pertenece a Eta (Euskadi Ta Askatasuna/País Vasco y Libertad), el grupo terrorista nacionalista vasco que nació en 1959 y que en sus más de cuarenta años de actividad dejó cerca de 900 víctimas en España…seguir leyendo en El Cisne: libros y espacios de El Espectador

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 24 de enero de 2017

Austerlitz – W.G. Sebald


Título: Austerlitz - Autor: W.G. Sebald – Anagrama

Título: Austerlitz – Autor: W.G. Sebald – Anagrama

Jacques Austerlitz no leía periódicos, temía a las revelaciones desagradables. Encendía la radio sólo en momentos determinados y creaba a su alrededor un espacio libre de realidad. Hasta este punto podría ser cualquiera de nosotros durante estos últimos meses, pero el aislamiento en el que se ponía a salvo estaba relacionado con la historia de su infancia. Con el terror de descubrir de dónde venía. Él se esforzaba por no recordar, pero una y otra vez aparecía en su mente la imagen de un niño de 4 años con una mochila verde y unas medias blancas hasta la rodilla al que una pareja le hablaba un idioma desconocido. Era 1939 y había llegado en un Kindertransport a Inglaterra. El rastro del padre se perdió en París y su madre fue enviada al campo de prisioneros en Terezín. Es Austerlitz (2001), la última novela escrita por de W. G. Sebald.

Cuenta la historia alguien del que se sabe muy poco; imposible no pensar que es el propio Sebald que ha venido desde Los anillos de Saturno a continuar con esos párrafos casi sin puntuación de los que es difícil desprenderse. En algunas páginas aparecen fotografías que se convierten en estaciones de reflexión a veces más inquietantes que lo que se acaba de leer. El narrador cuenta que ve por primera vez a Austerlitz sentado en la Estación Central de Amberes, en Bélgica, y le llama la atención que este no parece un viajero ni espera un tren como todos los demás… continuar leyendo en El Espectador en el texto llamado La extinción de los recuerdos.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 26 de noviembre de 2016

Un viejo que leía novelas de amor – Luís Sepúlveda


Título: Un viejo que leía novelas de amor - Autor: Luís Sepúlveda – Tusquets

Título: Un viejo que leía novelas de amor – Autor: Luís Sepúlveda – Tusquets

Mi reciente El Espectador lo había escrito pensando en que iba a ganar el Sí por un 65% en el plebiscito del pasado 2 de octubre en Colombia. Me equivoqué por un poco más de 15 puntos porcentuales de diferencia contra el resultado real, casi como hubiera trabajado con las empresas encuestadoras que nos ilusionaron. Di por perdido lo que había escrito, ser tan optimista que me avergonzaba, pero a veces pensar que las cosas van a salir bien, que ahora sí, que por fin, es necesario para el alma. Alguien que había leído mi texto, y ajeno a todo ese enredo en Colombia, me dijo cómo darle una vuelta de tuerca a lo que había escrito, así que dejé atrás el tono esperanzador. Debía aceptar que la gente en la selva no dejaría las armas por los libros, que seguirían en donde estaban, por lo menos por ahora. Este es mi texto:

“Arrojó con furia la escopeta y la vio hundirse sin gloria. Bestia de metal indeseada por todas las creaturas”, dice casi al final en Un viejo que leía novelas de amor (1989), de Luis Sepúlveda (Ovalle, Chile, 1949). Antonio José Bolívar Proaño, llamado el viejo, vive en la selva amazónica y fue el elegido para cumplir una tarea importante que sólo él podía llevar a cabo. Después de hacer lo que creyó correcto, no sin cierta culpa, regresó a su choza y continuó leyendo las novelas que le gustaban. Lo hacía despacio, con lupa, separando las sílabas y después juntándolas hasta que se armaba la frase perfecta que repetía en voz alta hasta aprendérsela de memoria. Al viejo le gustaba leer historias de “amores que duelen”, así decía, de las que duelen, pero que tuvieran un final feliz…. continuar leyendo en El Espectador en el texto llamado Alucinaciones en la selva.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 08 de octubre de 2016

La España vacía – Sergio del Molino


Título: La España vacía- Autor: Sergio del Molino – Turner

Título: La España vacía– Autor: Sergio del Molino – Turner

El país se urbanizó en un instante. Entre 1950 y 1970 los pueblos de España quedaron casi vacíos: escuelas y parques sin niños, viviendas en las que sólo permanecieron los ancianos que se negaron a abandonarlas. Los que lograron vender la propiedad compraron un “viaje de ida” y las ciudades triplicaron su tamaño; el 80 % de la población emigró. Años antes, miles de personas también habían salido del país huyendo de la Guerra Civil. Este es el Gran Trauma del que habla el escritor Sergio del Molino (Madrid, 1979) en La España vacía, viaje por un país que nunca fue (Editorial Turner, 2016).

Del Molino se busca en la historia de sus ancestros, hace el viaje de regreso y de ahí abarca la parte vacía de su país y el reflejo cultural relacionado con este paisaje. Cuenta que, por razones que nunca ha comprendido bien, sus padres hicieron el camino inverso al de todos los demás, su madre es de Madrid y su padre de un pueblo llamado Arcos de Jalón; al casarse no se quedaron en la capital como hubiera sido lo normal, pues la madre tenía en Madrid un trabajo, parientes y amigos. La nueva familia decidió trasladarse a una villa, Almazán, que, aunque hermosa y de aspecto medieval, sus inviernos eran insoportables. “La mudanza fue un espectáculo que congregó a todos los vecinos”… continuar leyendo en El Espectador en el texto llamado Pueblos sin gente.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 29 de septiembre de 2016

Nuestros antepasados – Italo Calvino


Título: Nuestros antepasados – Autor: Italo Calvino – Siruela

Título: Nuestros antepasados – Autor: Italo Calvino – Siruela

“Mi fe en el futuro de la literatura consiste en saber que hay cosas que sólo la literatura, con sus medios específicos, puede dar”. Italo Calvino (Santiago de las Vegas (Cuba), 1923 – Siena (Italia), 1985)

En la nota final de Nuestros antepasados (Siruela, 2004), Italo Calvino responde las preguntas de un lector interesado en sus decisiones narrativas. Habla de ese acto obstinado de escribir, del laberinto de opciones de un autor, de entender las razones por las cuales se escribe y del significado de sus personajes. Leer la nota, después de terminar las tres novelas cortas que lo componen, es como tener al autor en frente contando de qué estuvo hecha su magia en este libro.

Calvino comenzaba sus historias con una imagen a la que le daba vueltas y vueltas hasta que se convencía de que tenía sentido. Por ejemplo: medio hombre a lo largo, es decir, un brazo, una pierna, medio torso, media cabeza. ¿Cómo llegó el personaje a perder su mitad?, ¿qué dice la gente del pueblo al verlo?, ¿cómo se relaciona con los demás? Al responderse y, por supuesto, sentarse a escribir, terminó El vizconde demediado (1952). Seis años más tarde, otra imagen: un niño sobre la rama de un árbol que se niega a bajar. ¿Por qué razón el niño nunca más pisa tierra?, ¿cómo logra sobrevivir en medio de las ramas?, ¿se enamora, lee, viaja? Esta imagen convertida en historia es El barón rampante (1957)… continuar leyendo en El Espectador en el texto llamado El vizconde, el barón y el caballero.

i-nostri-antenani

I Nostri Antenati-Imagen de Pablo Picasso

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 15 de septiembre de 2016

Rebelión de los oficios inútiles – Daniel Ferreira


Título: Rebelión de los oficios inútiles - Autor: Daniel Ferreira – Alfaguara

Título: Rebelión de los oficios inútiles – Autor: Daniel Ferreira – Alfaguara

Al principio era necesario traer el crucifijo del pueblo más cercano, porque el oratorio del antiguo y solitario caserío era tan sencillo que no tenía altar. Sin un Cristo no se podía oficiar la misa en forma apropiada. Tiempo después se construyó la parroquia, luego la casa cural, se delimitó la plaza central, el cementerio, la cárcel, la primera vivienda de teja, el mercado, la calle real, la escuela, el hospital; se fundó un pueblo. Todo comenzó alrededor de 1700, lo cuenta el historiador José Joaquín García en Crónicas de Bucaramanga (1896). Más o menos 270 años después, al final del Frente Nacional, Ana Dolores Larrota, personaje principal de Rebelión de los oficios inútiles (Alfaguara, 2014), de Daniel Ferreira, pretendía hacer lo mismo. Ella, junto a dos mil personas más, se tomaban un terreno baldío que pertenecía a Simón Alemán, un millonario arruinado, con el fin de tener dónde vivir.

Aproximadamente a noventa kilómetros de Bucaramanga está ubicado San Vicente de Chucurí, Santander, el lugar de nacimiento de Daniel Ferreira (1981), escritor, bloguero en El Espectador (La contra), y autor de La balada de los pistoleros baladíes (2010), Viaje al interior de una gota de sangre (2011) y Rebelión de los oficios inútiles, por la que recibió el Premio Clarín de Novela 2014…. continuar leyendo en El Espectador en el texto llamado Ficción y realidad de un pueblo.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 26 de agosto de 2016

Poeta en Granada – Ian Gibson


Título: Poeta en Granada - Autor: Ian Gibson – Ediciones B

Título: Poeta en Granada – Autor: Ian Gibson – Ediciones B

Hace poco hablando con una amiga, catalana y periodista jubilada, comentábamos las razones que tiene la familia Lorca de no querer hacer “nada” si se llegan a encontrar los restos de Federico García Lorca; ellos prefieren que se queden junto a los demás. De ahí pasamos a las fosas comunes que hay en España, las que hay en Colombia, quizás esperando que quiénes reclaman justicia olviden lo que pasó y que la tristeza se diluya en las siguientes generaciones. También mencionamos las que sí se han identificado en Argentina (“El rastro en los huesos” de Leila Guerriero) y la necesidad de tener a dónde ir a llorar a un ser querido y sentir que está en paz=pau (qué linda palabra en catalán y ojalá muy pronto posible en Colombia). Después volvimos a Lorca y tratamos de entender las razones de su familia y recordamos las palabras de una de sus sobrinas: “El hecho de que los restos de Federico García Lorca estén mezclados con otros es simbólicamente mucho más fuerte. Lo mataron como lo mataron. Esta es la historia; quedó en una fosa común, justo en ese lugar y no se debe distinguir de los demás”.

 Después de terminar de leer Poeta en Granada de Ian Gibson (Ediciones B), me di cuenta de que caminé por horas y horas en la ciudad, pero en muchos lugares no fui consiente de estar frente a ellos, así que debo regresar. Mi reciente Cisne en El Espectador se llama Bajo el cielo de Granada.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 16 agosto de 2016

Don Quijote de la Mancha – Miguel de Cervantes Saavedra


Título: Don Quijote de la Mancha - Autor: Miguel de Cervantes Saavedra

Título: Don Quijote de la Mancha – Autor: Miguel de Cervantes Saavedra

La cita es en la esquina entre las calles Portaferrissa y Pi, en el barrio Gótico de Barcelona. Los asistentes al curso esperan que el calor del verano sea clemente durante la caminata que comenzará unos pasos más adelante, en un callejón angosto cerrado para visitantes: Perot lo Lladre. Una vecina cordial, o inconsciente, los ha dejado entrar; quizá le parece extraño que quieran hacer un tour del Quijote, o quizá se siente agradecida de que sean otro tipo de “turistas”. La calle tiene forma de L, está adornada con plantas de lado y lado, y el silencio es increíble, a pesar de estar en pleno centro de la ciudad. La ruta cubrirá los pasajes que se relacionan con Barcelona, que van desde el capítulo LX al LXV de la segunda parte del Quijote.

“Al parecer, en este lugar se alojaba Perot Rocaguinarda, el bandolero catalán llamado Roque Guinart en el libro”, dice Margarida Codina, y lee el fragmento en donde el protagonista y su escudero llegan a Barcelona. La historia completa en la vida real, no en el libro, incluye un cura, un conde, el purgatorio, un fantasma y el desfile del personaje en versión gigante de papel durante las fiestas de Sant Josep Oriol. Todos en el grupo están atentos a la lectura. Margarida tiene una voz de actriz de teatro que logra que las palabras desconocidas del libro se entiendan mágicamente sólo con su entonación. Han sido diez sesiones centradas en el Quijote y hoy es el último día; el curso se cerrará con la visita a los lugares que tienen alguna relación con la obra más conocida de Cervantes y de la literatura universal.

El momento en el callejón dura muy poco…continuar leyendo en El Espectador en el texto llamado Donde Don Quijote perdió la locura.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 28 de julio de 2016

El último encuentro – Sándor Márai


Título: El último encuentro - Autor: Sándor Márai – Salamandra

Título: El último encuentro – Autor: Sándor Márai – Salamandra

Ölés, ölelés, son dos palabras en húngaro que vienen de la misma raíz y significan matanza y beso, le dice Henrik a su amigo Konrád en El último encuentro de Sándor Márai. Inseparables durante la niñez y la tardía juventud, llevan cuarenta y un años sin verse: “Uno se pasa la vida preparándose para algo. Primero se enfada. A continuación, quiere venganza. Después espera”, dice Henrik, quien lleva todo este tiempo alistándose para el reencuentro con el que comienza la novela. Esa noche podrá hacer las dos preguntas que tiene calculadas; eran muchísimas más, pero el tiempo ha dejado para ese día las más importantes. Pide que la casa se prepare exactamente igual que la última vez, ese 2 de julio de 1899, piensa en usar su antiguo traje militar, pero se decide por el negro de arriba a abajo. Ofrecerá el mismo menú, los mismos vinos y el postre flameado. Krisztina, su esposa, ha muerto hace treinta y tres años, pero las velas azules que tanto le gustaban alumbran la mesa durante la cena.

Es una historia de amistad, de esas que duelen sin remedio, que parecen escritas para lastimar. De admiración, de diferencia, de silencio, de música y separación. Los dos amigos representan el Imperio Austrohúngaro: tradición, guerra, música, mezcla de culturas y patriotismos. En algún momento de la cena, Henrik dice: “Tengo que darte una sorpresa terrible, una revelación, y es que tú y yo seguimos siendo amigos”. No hay duda, es una sorpresa después de leer la novela. Henrik tiene 75 años, lleva décadas de soledad reflexionando sobre la amistad: es un servicio, no espera ninguna recompensa por sus sentimientos, es la relación más noble que existe, y muchas veces la camaradería, el compañerismo, o gustos similares pueden confundir su significado… continuar leyendo en El Espectador en el texto llamado Sándor Márai: se llama amistad.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 23 de julio de 2016

La inmensa soledad y Manifiesto incierto – Frédéric Pajak


Título: La inmensa soledad y Manifiesto incierto - Autor: Frédéric Pajak – Errata Naturae

Título: La inmensa soledad y Manifiesto incierto – Autor: Frédéric Pajak – Errata Naturae

Pareciera que nada une a Friedrich Nietzsche, Cesare Pavese y Walter Benjamin hasta que el ilustrador y escritor Frédéric Pajak une los puntos gráfica y literariamente en sus obras, mientras habla de su propia vida. Los dos primeros —Nietzsche y Pavese— quedaron huérfanos de padre con menos de diez años y fueron criados por las mujeres de la familia; sus biografías están ligadas a Turín, y por su imposibilidad de amar y ser amados. Pajak (Altos del Sena, Francia, 1955) perdió a su padre en un accidente de tráfico. Tenía nueve años. Lo crio su abuela, y siendo un adulto viajó a Turín para encontrarse con él mismo.

Desde niño, este ilustrador comenzó a juntar palabras e imágenes, pasó el tiempo y entró en bellas artes, se decepcionó y quemó sus dibujos: nada se parecía a lo que se imaginaba. Pasó los cuarenta años y seguía sin saber qué hacer, si pintar o escribir guiones; trabajó en cualquier cosa para comer. En la errancia sin fin, la eterna búsqueda —como la de Walter Benjamin—, a esa edad viajó a Turín, y fue allí en donde se le atravesaron Pavese y Nietzsche.

Ilustraciones Pajak: Cabeza Nietzsche, César Pavese y Walter Benjamin

Ilustraciones Pajak: Cabeza Nietzsche, César Pavese y Walter Benjamin

… continuar leyendo en El Espectador en el texto llamado Pobres almas fatigadas.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 11 de julio de 2016

Sarajevo – Alfonso Armada


Título: Sarajevo - Autor: Alfonso Armada - Malpaso

Título: Sarajevo – Autor: Alfonso Armada – Malpaso

Cada año huyen turistas del frío del norte de Europa hacia ese mar —sueño, dieta, clima, paisaje— Mediterráneo que en el mundo se asocia con sol, casas de playa y verano. En ese mismo mar han muerto entre el 1º de enero y el 5 de junio de este año 2.809 personas que huían de la guerra en Siria, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (IOM). Ellas, junto a las más de 200.000 que lograron sobrevivir, seguían “la ruta del Mediterráneo”, que no es precisamente el nombre de un plan de crucero. Siria, Turquía y de allí a Albania o Macedonia o Italia, si es que antes logran esquivar el régimen de Erdogan, el presidente turco.

Llegan a las playas ahora soleadas del Mediterráneo, como en Nubes, el cuento de Antonio Tabucchi en el que una niña preguntona y molesta no deja de hablarle a un exmilitar que trabajó en una “misión bélica de paz”. ¿En cuál guerra? Da igual, todas son iguales, lo sabe Isabel, Isabella. Los dos están de vacaciones en las costas de Croacia: “A la gente no le gusta saber que en los lugares vacacionales hubo antes una guerra”, le dice el exmilitar. En algún momento la niña se tapa los ojos y llora; sabe que el mundo es un lugar en donde cada día vuelve a salir el sol, y la arena y las casas de playa y el mar no se acuerdan de nada. El problema es que ella no sabe si eso le gusta.

Sol esloveno, croata, bosnio-herzegovino, montenegrino, serbio y macedonio, el que algún día fue uno solo, pero al que las Guerras Yugoslavas desbarataron: balcanizaron. En este año se cumplieron 25 años del estallido de la guerra en Croacia que prendió con camino de dinamita a sus vecinos y compatriotas que hasta ese momento habían vivido en una relativa paz. Iglesias cristianas, ortodoxas, mezquitas y sinagogas todas juntas, ahora en guerra; Yugoslavia desintegrada. Allí, en medio de todo —sobrevivió a los 44 meses de ataques— está Sarajevo, capital de Bosnia-Herzegovina, en donde Alfonso Armada (Vigo, 1958), periodista español, poeta y dramaturgo, fue corresponsal de El País durante la guerra entre etnias, nacionalidades, clases sociales y religiones, en la que murieron más de 200.000 personas y más de 2,7 millones quedaron sin hogar… continuar leyendo en El Espectador en el texto llamado Contra el olvido: las rutas de la guerra.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 30 de junio de 2016

Los anillos de Saturno/Carta a W.G. Sebald


Título: Los anillos de Saturno - Autor: W.G. Sebald - DEBATE

Título: Los anillos de Saturno – Autor: W.G. Sebald – DEBATE

¿Cuántos otros libros suyos hubiéramos tenido la fortuna de leer si usted no hubiera muerto en ese accidente? Hay personas que deberían tener prohibido morirse, siempre lo he pensado, pero eso parecería un castigo. La gente se cansa de vivir y creo que a usted no le hubiera gustado ver que el mundo sigue casi igual que como lo dejó en 2001. Los nacionalismos que renacen en Europa amenazan con que todo se vuelva a repetir. Creo que usted no lo soportaría.

Es cierto que quedan los libros, las pinturas, la música, que son el legado del artista, pero ¿de cuántas historias nos hemos perdido con su partida? Pienso y escucho Glenn Gould mientras le escribo a usted esta carta. Él murió con 50 años, de un infarto cerebral, y nos dejó, entre otras, sus versiones de Bach: Variaciones Goldberg BWV 988, que suenan en este momento. Y resulta que a usted, con sólo 57 años, también le dio un infarto y se estrelló en plena carretera…. continuar leyendo en El Espectador en el texto llamado Prohibido morirse.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 24 de junio de 2016

Nocturno de Chile – Roberto Bolaño


Título: Nocturno de Chile - Autor: Roberto Bolaño - Anagrama

Título: Nocturno de Chile – Autor: Roberto Bolaño – Anagrama

“¿Sabe un hombre, siempre, lo que está bien y lo que está mal?”, se pregunta Sebastián Urrutia Lacroix, el cura Ibacache, un cura del Opus Dei, el mismo que acaba de darle diez clases sobre marxismo a Augusto Pinochet y su grupo de militares más cercanos. Hacía no mucho tiempo Urrutia, quien también era poeta y crítico literario, había estado de viaje en Europa investigando sobre las técnicas para frenar el desgaste de las iglesias, un encargo especial hecho por los señores Oido y Odeim, agentes secretos del gobierno. Al protagonista lo persigue su conciencia al final de sus días, un “joven envejecido” que se le aparece de pronto.

En su viaje a Europa aprendió cómo usar los halcones para cazar palomas, a quienes culpaban de deteriorar las casas de Dios y los edificios históricos con sus excrementos. Después de conocer varias iglesias y a sacerdotes expertos en cetrería, uno de ellos le dice: “Pero las palomas representan al Espíritu Santo, ¿verdad?”, es un cura viejito, dueño de Rodrigo, un halcón raquítico, triste y friolento parecido a él. El cura viejito en su lecho de muerte ya no sabe si es posible vivir sin el Espíritu Santo. Este es el Nocturno de Chile (Anagrama, 2000) de Roberto Bolaño.

La dictadura comienza con una gran quema de libros, cuenta uno de los testigos de “Censura de golpe”, el cuarto capítulo de la serie Chile en llamas (2015) de la documentalista Carmen Luz Parot… continuar leyendo en El Espectador en el texto llamado La oscura dignidad de la patria.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 15 de junio de 2016

Donde no te conozcan – Enrique Serrano


Título: Donde no te conozcan Autor: Enrique Serrano – Seix Barral

Título: Donde no te conozcan  – Autor: Enrique Serrano – Seix Barral

Tiene sentido escribir primero sobre el pasado para saber de dónde venimos y hacerlo después sobre el presente para averiguar cómo evitar el naufragio de la tierra en que se vive, o de la que se proviene. Enrique Serrano (Barrancabermeja, 1960) publicó hace casi veinte años La marca de España (1997) y en la pasada Feria del Libro de Bogotá presentó ¿Por qué fracasa Colombia? En medio de los dos escribió Donde no te conozcan (2007), que narra la persecución de dos familias de judíos sefarditas, los Cardozo y los Méndez-Pinto, en la España de la Reconquista, hasta su llegada a América.

La luz, el silencio, la esperanza y el olvido, así se divide la novela y podríamos decir que la Historia. 1346: todo comenzó en la isla de Mallorca con la muerte del abuelo Çag, un armador y naviero de la estirpe de la Casa de las Dos Estrellas, constructores de barcos desde siglos atrás. Sus familiares debieron fingir que el abuelo también había muerto de peste negra o bubónica, pues de lo contrario serían sospechosos de tener pactos con el demonio y acusados por los cristianos de ser los causantes de la enfermedad, la misma que se llevó la vida de millones de personas en esa época… continuar leyendo en El Espectador.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 31 de mayo de 2016

La inocencia lesionada – Juan Antonio Masoliver Ródenas


Título: La inocencia lesionada- Autor: Juan Antonio Masoliver – Acantilado

Título: La inocencia lesionada – Autor: Juan Antonio Masoliver Ródenas – Acantilado

En Barcelona, que es aún más pequeña que Bucaramanga, la sensación de distancia se transforma. El Masnou es un pueblo frente al mar, a veinticinco minutos en tren desde el centro de la ciudad, tiempo en el que uno siente que deja todo muy atrás, que se va casi de viaje al cruzar el río Besós y las tres torres de Sant Adrià, una central térmica que casi nunca aparece en el skyline turístico de las cajas de chocolate. Allí, a El Masnou, regresó Juan Antonio Masoliver Ródenas (Barcelona, 1939) después de vivir cuarenta años en Londres. Ahora él es un personaje histórico, tanto por su trayectoria como por la publicación de su reciente libro. 

…continuar leyendo en El Espectador.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 16 de mayo de 2016

Universo Nooteboom – Erik Haasnoot y Astrid Roig


Título: Universo Nooteboom - Autor: Erik Haasnoot y Astrid Roig – Candaya

Título: Universo Nooteboom – Autor: Erik Haasnoot y Astrid Roig – Candaya

Valeria Luiselli conoció a Cees Nooteboom en 1712; en esa época eran dos jóvenes marinos que navegaban entre Holanda y el mundo. Se volvieron a encontrar en 2012, cuando ella era mexicana y él otra vez holandés, pero en esta vida los dos se habían convertido en escritores. Los demás tendremos fechas diferentes —más que fechas serían títulos de libros— en que conocimos a Nooteboom. Algunos habrán iniciado con Las montañas de Holanda, otros con El día de todas las almas, con La canción del ser y la apariencia o por sus poemas.

El cartero con su camisa amarilla llega hasta la verja

en bicicleta, cuenta el mundo, entrega su carta

a un ser viviente, no sabe de duelo o alma.

Extracto de ‘Figura’, poema de Cees Nooteboom, traducción de Fernando García de la Banda

…continuar leyendo en El Espectador.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 02 de mayo de 2016

El imperio del sol – J.G. Ballard


Ballard

Título: El imperio del sol – Autor: J.G. Ballard – De Bolsillo

Shiho es japonesa y Tzu-chun es china, se sientan juntas y charlan con tranquilidad, se ríen de los acentos al pronunciar sus nombres. Durante el descanso hablamos en español como idioma común porque, aunque estudiamos catalán, todavía no nos fluye con tanta facilidad. Les pido que escriban sus nombres en mi cuaderno de notas usando sus caracteres. A simple vista son muy parecidos: líneas elegantes, cortas, algunas un poco curvas. “Escribimos de arriba hacia abajo”, e imagino un pincel cargado de tradición, como sus países. Me cuentan que cuando usan caracteres simplificados pueden llegar a entenderse chinos y japoneses, por lo menos en forma global. Sin embargo, hablar es diferente, los sonidos pueden variar tanto que no hay nada en común, se necesitan las palabras escritas. También está Farida, que se sienta en la primera fila y con la que no habíamos hablado antes.

Shanghái, 1945, caen enlatados de carne amarrados a paracaídas de colores, también barras de chocolate, leche Klim y café. Caen sobre los campos destruidos, bañados por el río Yangtsé y la sangre de chinos, japoneses y europeos que viven allí. Entre la comida necesaria para sobrevivir también hay revistas: Reader’s Digest, Time y Life. Jim las recoge …continuar leyendo en El Espectador.

© Isabel-Cristina Arenas, Barcelona 18 de abril de 2016