Sostiene Pereira – Antonio Tabucchi

Si yo tuviera que salir de mi casa de prisa, sin poder pensar qué llevar, tomaría mi edición casi desbaratada de El Hermafrodita Dormido de Fernando González. Sería un objeto perfectamente inútil para sobrevivir. No se puede comer, no me sirve para dormir sobre él y por supuesto no vale como pasaporte. Mientras leía Sostiene […]